Origen del Don de Lenguas (Tema Biblico)

96
0

Lo que la Biblia Enseña sobre el Don de Lenguas

Indice de Contenido:

  • 1. Introducción:
  • 2. Breve Panorama del Trasfondo Histórico del Don de Lenguas
  • 3. El Pentecostés y el Bautismo del Espíritu Santo
  • 4. Análisis de los Pasajes Bíblicos que Mencionan las Lenguas
  • 5. Conclusión:

1. Introducción:

El don de lenguas o glossolalia es uno de los dones espirituales que el apóstol Pablo menciona en su primera carta a los Corintios entre los capítulos 12 al 14. La primera vez que se dio este don es cuando se cumplió la promesa de Jesucristo a sus discípulos, pidiéndoles tras su resurrección que no se fueran de Jerusalén sino que esperaran la promesa del Espíritu Santo (Hechos 1 ), que era la llegada permanente de la presencia de Dios en la vida de la iglesia. Esto sucedió en la fiesta judía de la cosecha, llamada Pentecostés (pente en griego = cincuenta), por ser cincuenta días después de la pascua. En aquella ocasión el Espíritu Santo les dio a los discípulos la habilidad sobrenatural de proclamar el mensaje de Dios en idiomas extranjeros, que ellos no conocían, a judíos que visitaban Jerusalén durante las fiestas y que venían de otras naciones, y regiones en las que se hablaban distintos idiomas.

A principios del siglo XX (1906) surgieron las iglesias Pentecosteses que enfatizan la necesidad de hablar en lenguas tal como la iglesia en Hechos 2 lo hizo. Tristemente este resurgimiento reciente en la historia de la iglesia cristiana ha sido objeto de controversia, dividiendo iglesias a causa de diferentes opiniones sobre esta práctica. También se ha tergiversado la enseñanza del don de lenguas afirmándose que es un don para todo creyente, que es el arma espiritual para experimentar victoria sobre el pecado, o inclusive algunos han enseñado que es “la marca” de que un cristiano tiene al Espíritu Santo en su vida o aun un requisito para la salvación.

El apóstol Pablo le advirtió a su discípulo Timoteo en 1ª Timoteo 4:16 “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” Dios está interesado en que cuidemos la doctrina. La sana doctrina es la doctrina que no es enfermiza sino sana. Es aquella que está fundamentada en la Biblia (2 Pedro 1:19-21), siempre que esta es interpretada correctamente, mediante el respeto de las reglas y principios establecidos para la correcta interpretación bíblica. Un principio importante es que la sana doctrina es consistente con lo que la iglesia de Cristo ha creído siempre en todo lugar. Debemos ser sospechosos de “nuevas enseñanzas”, de “nuevos movimientos” en cuanto a los que de doctrinas esenciales o importantes se trata. Como ha sido dicho, “si es nuevo, no es bíblico, si es bíblico, no es nuevo.”  Como veremos a continuación el énfasis no bíblico que se ha hecho recientemente por muchos acerca de este don espiritual, es una enseñanza nueva en los casi 2000 años de historia de la iglesia de Cristo.

2. Breve Panorama del Trasfondo Histórico Del Don Lenguas

John Wesley (1703-1791) fue un ministro de la iglesia Anglicana (de la iglesia Inglesa), que al viajar a Estados Unidos y predicar durante “el gran despertar” (un avivamiento espiritual histórico del siglo XVIII) dejo establecidos grupos de estudio bíblico que con el tiempo se convertirían en la actual iglesia Metodista. John Wesley en su teología (en su doctrina o enseñanza) creía que tras uno comenzar su caminar con Dios existía un momento, una “segunda experiencia” posterior a la salvación en la que Dios tocaba al creyente y le santificaba totalmente.

Para 1870’s esta enseñanza fue redescubierta dentro de la iglesia Metodista, por ello un grupo de ministros comenzaron a enseñar que Dios había establecido una segunda experiencia en la que el cristiano experimentaba una total santificación o “perfección” y no volvía más a pecar nunca. De esta corriente surgió “El Movimiento de la Santidad” (conocido en ingles como “Holiness Movement”), de la cual surgieron diversas denominaciones, incluyendo la iglesia Nazarena, y El Ejército de Salvación (“Salvation Army”) entre otras.

Un ministro metodista, partidario de este movimiento de la santidad, Charles Parham, estableció un instituto bíblico, Bethel Bible College en Topeka, Kansas. Al enseñar el libro de Hechos para aplicarlo al evangelismo y las misiones mundiales, les pidió a sus alumnos que buscaran el “poder” que Dios daba para evangelizar, y basado en Hechos 1:8 y el capitulo 2 de Hechos concluyó que era necesario recibir al Espíritu Santo mediante la imposición de manos y la oración de los lideres.

En 1901 una alumna de Bethel Bible College , Agnes Osman, tras Parham imponérle manos y orar por ella, comenzó a hablar en “otras lenguas”. Todos se regocijaron pensando que estos eran idiomas o dialectos de otras naciones requeridos para evangelizar al mundo.

Charles Parham abrió otra sucursal de su escuela en Houston, Texas, y un predicador Afro-Americano, E. William Seymour, hijo de esclavos, fue impactado por esta nueva doctrina de las lenguas y tras mudarse a Los Ángeles California abrió una misión en la calle de Azusa en donde enfatizó las enseñanzas aprendidas bajo Charles Parham.

La enseñanza de Seymour era que las lenguas eran una tercera experiencia o toque de Dios sobre el creyente: 1.Salvacion; 2. Santificación; 3. Bautismo del Espíritu Santo/ Poder para evangelismo/lenguas.

Un tiempo después se cambio la enseñanza y se enfatizaron solo las lenguas como una segunda experiencia a la salvación, en la que se recibía al Espíritu Santo, teniendo como evidencia el hablar en lenguas. Más adelante en la historia de este nuevo movimiento se dieron cuenta sus practicantes que lo que hablaban no era ningún idioma real, entonces se cambio el énfasis y se enseño que eran lenguas angelicales para hablar con Dios.

El movimiento Pentecostés surgió oficialmente en 1906 en este avivamiento de la calle de Azusa en Los Ángeles, California con E W. Seymour. De allí se expandió el más grande movimiento de la cristiandad con medio billón de miembros y aun creciendo cada día. Existen 11,000 diferentes denominaciones pentecostales en el mundo.

La doctrina o enseñanza Pentecostés afirma que los discípulos de Cristo habiendo conocido a Jesús ya eran salvos para cuando fueron llenos del Espíritu Santo en Hechos 2, en el día de la fiesta de pentecostés, ellos “recibieron el bautismo del Espíritu Santo”, con la evidencia de hablar en lenguas, como una segunda experiencia posterior a la salvación. Se dice que esta misma experiencia es la voluntad de Dios para todo creyente. Todo cristiano debe tener su propio “pentecostés” en su vida personal, y hablar en lenguas, de allí el nombre de las iglesias que comparten esta doctrina “Pentecostés.”

Este movimiento de las lenguas tuvo un segundo énfasis histórico. En 1960 a través de Dennis Bennet, un ministro episcopal (de la iglesia de Inglaterra o anglicana en Estados Unidos), comenzó a enfatizar la necesidad de practicar los dones milagrosos o sobrenaturales dentro de la iglesia actual.

A través de su influencia, este pensar se expandió dentro de las principales denominaciones cristianas de Estados Unidos como Episcopales, Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, y aun Católicos Romanos. Surgió un interés renovado en los dones sobrenaturales del Espíritu Santo: lenguas, sanidades, milagros, sueños, profecía, “caer al suelo en el Espíritu”. A este énfasis en los dones espirituales se le llamo “movimiento carismático”, de la palabra griega carisma, dones. Este movimiento tuvo un crecimiento inmediato y expansivo en las principales denominaciones, trayendo gran controversia y división a muchas iglesias en donde grupos o iglesias enteras se separaron de su denominación para formar sus propias iglesias y movimientos independientes.

Actualmente la cristiandad esta unida en el deseo de alcanzar al mundo para Jesucristo, pero el asunto de las lenguas y el movimiento carismático moderno es un tema importante a estudiar, pues ha sido motivo de debate y división doctrinal.

3. El Pentecostés y el Bautismo del Espíritu Santo

Notas Importantes de Explicación: ¿Por qué se le llama Pentecostés? ¿Qué era el Pentecostés? ¿Bautismo del Espíritu Santo?

Pentecostés

Se les llama iglesias pentecosteses porque estas iglesias enfatizan que lo que sucedió a los discípulos de hablar en lenguas en la fiesta judía de Pentecostés en Hechos 2, debe suceder a cada cristiano. El Pentecostés era una de las tres fiestas más importantes en Israel, junto con la Pascua y la fiesta de los Tabernáculos o Enramadas,  en donde todos los judíos esparcidos por el imperio Romano (de la diáspora), hacían un viaje de peregrinación al Santo Templo de Dios en Jerusalén.  El Pentecostés celebraba la cosecha y adquirió el significado de celebrar el pacto con Dios en el Sinaí en donde Dios les otorgo su Ley.

El Bautismo del Espíritu Santo

El movimiento Pentecostés y carismático actual afirma que el cristiano debe experimentar un segundo toque de Dios después de su salvación, al que le llaman, “el bautismo del Espíritu Santo,” y que la evidencia de ser bautizado en el Espíritu es el Hablar en lenguas, “tal como sucedió con la iglesia en Hechos 2.”

Note que Hechos 2, en el Pentecostés, la Biblia nunca menciona que los discípulos fueran “bautizados en el Espíritu Santo.” La razón por la que el movimiento Pentecostés y carismático utilizan esta Palabra de “bautismo en el Espíritu Santo” y lo asocian con hablar en lenguas, lo basan en una declaración de Juan el bautista hecha en Mateo 3:11 (que también está en Lucas 3:16): “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” (En la mente y uso de los judíos la palabra Fuego puede ser utilizada para significar “poder” o también “juicio”). Por el contexto de lo que dijo Juan el bautista en Mateo 3:12-13 es probable que Juan se refería a que Jesús traería “juicio” (fuego) sobre los injustos. Como en Hechos 2 se mencionan que se les aparecieron repartidos a los discípulos lenguas como de fuego, entonces asocian la palabra fuego, para decir que este fue el bautismo que hablo Juan. Pero en hechos 2 es probable que el uso de “lenguas de fuego” es para significar “idiomas de poder”. La palabra lenguas en Hechos 2 en griego es la Palabra “dialektos”. Dios les dio la habilidad sobrenatural de hablar en idiomas que no conocían a través del poder de Dios.

La Palabra bautismo (baptizo) significa sumergir.  O sea que fueron sumergidos en el Espíritu Santo. Aunque la Biblia nunca le llama al acontecimiento de hablar en lenguas “bautismo”, este texto combinado con  Hechos 1:8, y con Hechos 2:1-13, fue utilizado para enseñar que todo creyente necesita una segunda experiencia, posterior a la salvación por medio de la cual recibe “el bautismo del Espíritu Santo.”

Hechos 1:8  dice: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Hechos 2:1-4 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.”

La razón por la que Dios les envió al Espíritu Santo:

El espíritu Santo no fue enviado para tener experiencias sobrenaturales. La Biblia enseña que el Espíritu Santo fue enviado para darle poder al creyente para ser testigos de Cristo, mientras el convence a los pecadores de su pecado y necesidad de arrepentimiento.

Hechos 1:8 “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Varios Factores Bíblicos Importantes a Considerar:

  1. Cuando Jesús prometió al Espíritu Santo jamás mencionó  las lenguas (Juan 14 y 16). Si las lenguas fueran “La Marca” de un cristiano espiritual, Jesús lo hubiera mencionado.
  2. En la Biblia Jesús, siendo Dios, nunca hablo en lenguas “angelicales” con el Padre, pero si les enseño a los discípulos a orar con palabras inteligentes y entendibles (vea el ‘Padre Nuestro’ tras los discípulos pedirle “enséñanos a orar.” Mateo 6:9-13)
  3. En el libro de Hechos las lenguas eran dialectos entendibles. La única iglesia que aparece en la Biblia hablando en lenguas que nadie entiende, es la de los Corintios, la iglesia de la cual se mencionan mas hechos carnales e inmorales de todas las iglesias mencionadas en el Nuevo Testamento.  Además Pablo les escribe precisamente para corregirles en su mal uso de las lenguas y su concepto errado de ellas como “la marca” de espiritualidad.
  4. Las lenguas aparecen mencionadas en solo tres libros del Nuevo Testamento: Marcos, Hechos y 1ª Corintios.  Algunos dicen que aparece también en Romanos 8 cuando dice que el Espíritu Santo intercede por nosotros, pero Romanos no está hablando del don de lenguas. Esto muestra que las lenguas no es un don al grado al que es elevado en el movimiento pentecostal.

Juan Crisóstomo (347-407 d.C.) comento sobre las lenguas en su comentario de primera de Corintios 12, en el siglo cuarto:

“Este pasaje es muy oscuro, pero la oscuridad se produce por nuestra ignorancia de los hechos y por la cesación de las lenguas, que ocurrieron en aquel entonces, pero que ahora no suceden.”

San Agustín (354 al 430 d.C.) también comenta en el siglo cuarto:

“En los tiempos muy tempranos, el Espíritu Santo cayó sobre los que creyeron y hablaron en lenguas (idiomas) que no habían aprendido porque convenía que se manifestara el Espíritu Santo en todos los idiomas, para demostrar que el evangelio iba a alcanzar a todos los confines de la tierra. Fue hecho como una señal pero cesó.”

Solo hasta el gran despertar espiritual en los Estados Unidos hubo reportes de personas haciendo ruidos extraños, hasta ladrar como perros. Pero fue hasta el avivamiento de Azusa desde 1906, de allí en adelante cuando el don de lenguas se expandió a través de múltiples iglesias, y la cristiandad comenzó a hablar en lenguas tras 19 siglos prácticamente de silencio.

Si el don de lenguas es de verdad “un idioma angelical” distinto al humano, porque varia tanto de lugar en lugar y persona a persona. Se ha estudiado a las personas que hablan en lenguas y sus balbuceos carecen de la estructura de un idioma real,  además ningún pueblo que habla algún idioma en el que naturalmente no pueden pronunciar ciertos sonidos (guturales, como el alemán, francés, vietnamita, chino), no pronuncian esos sonidos difíciles para su idioma. Si las lenguas fueran un don de otro idioma real espiritual ¿por qué no pronuncian sonidos distintos que nos son naturales a su idioma natal?

1ª Corintios es la única parte de la Escritura que menciona las lenguas incomprensibles (o que nadie entiende, y hasta eso lo critica). Ningún otro libro de la Biblia las menciona, y 1ª Corintios lo hace de una forma correctiva a un mal uso. En el libro de Hechos las lenguas son idiomas reales. Y existe la probabilidad que los Corintios querían imitar ese don sobrenatural real reemplazándolo con balbuceos angelicales.

4. Análisis de los Pasajes Bíblicos que Mencionan las Lenguas

A continuación analizaremos los tres libros de la Biblia en donde las lenguas son mencionadas.

A. En Hechos

En Hechos las lenguas eran idiomas entendibles, a diferencia del tipo de lenguas que se practican en las iglesias actuales como balbuceos incomprensibles. Por lo tanto es equivocado e incorrecto por parte de las iglesias Pentecostales y Carismáticas, citar el pasaje de Hechos 2 para enseñar que todo cristiano debe “recibir al Espíritu Santo y hablar en lenguas” “tal como la iglesia primitiva lo hizo.” La iglesia primitiva no hablo balbuceos incomprensibles, ni lenguas angelicales, sino hablo idiomas comprensibles. Si se cita a Hechos 2 como texto base para demandar que el creyente puede tener esta “segunda experiencia” ¿por qué no se hablan idiomas reales que nunca han sido aprendidos, y entonces los usan para predicarles a las naciones? (alemanes, árabes, japoneses, etcétera).

Hechos es un libro que contiene ejemplo y enseñanza del avance del Evangelio de los discípulos siendo testigos de Jesús desde Jerusalén hasta lo último de la tierra (Roma) (Hechos 1:8, Hechos 28). Sin embargo no es un libro de enseñanza doctrinal como las cartas de Pablo por Ejemplo, o las enseñanzas de Jesús en los evangelios.

B.  Marcos 16:17-18

Marcos 16:17-18 “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.”

Cuatro observaciones:

  1. La sección de Marcos 16:9-20 no se puede encontrar en  ninguno de los manuscritos más antiguos de la Biblia. Solo los manuscritos más recientes lo tienen. Aunque la Biblia y especialmente el Nuevo Testamento es el libro más confiable de la antigüedad en que tenemos copias fieles a los originales, con más de 5,700 manuscritos en existencia, aun así, es muy seguro que esta pequeña sección del final de Marcos no es parte original de la Biblia.
  2. Esta sección está ausente en los manuscritos más antiguos, por lo que es muy probable que la ultima hoja del libro de Marcos se perdió, y los versos 9-20 fueron una composición posterior de un copista basándose en la observación de lo que sucedió al final de los otros evangelios y en el libro de Hechos, pues la parte final de Marcos se había perdido. Los manuscritos más antiguos culminan en el verso 16:8. Cabe mencionar que 9-20 es bíblico y consistente con la que los otros evangelios enseñan y con lo que sucedió a la iglesia en Hechos. El único problema quizás sería la referencia al Bautismo para la salvación, pero no debemos tomarlo tan serio pues para la iglesia primitiva el Bautismo estaba ligado cercanamente con el evento del arrepentimiento y fe en Cristo que es lo que salva, no el acto de bautismo por sí mismo. En los demás evangelios Jesús les da el mandato de ir a predicar, en Hechos 2 la iglesia recibe al Espíritu Santo que guiara a la iglesia de Cristo de ahora en adelante (ahora que Jesús estará físicamente ausente de ellos, pues acababa de ascender al cielo, y por ello les mandaba al consolador prometido). Es allí en Hechos 2 que hablaron nuevas lenguas o dialectos para evangelizar al mundo. Además menciona que podremos tomar serpientes y beber cosa mortífera o venenosa y no hará daño, tal como sucedió a Pablo cuando fue mordido por una serpiente en la isla de Malta en el libro de Hechos.
  3. Este pasaje en Marcos es descriptivo no prescriptivo. Jesús describe las cosas que sucederán, no es una orden de las cosas que deben suceder.
  1. Este pasaje es aplicado por las iglesias Pentecostales de forma inconsistente, solo enfatizando que a todo el que cree debe hablar “nuevas lenguas” (¿En dónde quedan el tomar serpientes y el beber veneno? ¿Por qué no enfatizan que esas señales también seguirán a los que creen?).

C. En Corintios.

El único libro en donde se puede hacer alusión al don de lenguas como lenguaje espiritual para hablar con Dios es 1ª Corintios 14. Debemos tomar en cuenta que 1ª Corintios es una carta correctiva, Pablo corrige inmoralidades, falsa doctrina, y desordenes dentro de la iglesia.

Así podemos ver porque Pablo les dijo en 1ª Corintios 3:1, 3 “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales?.”

La única iglesia a la cual Pablo les escribe acerca de las lenguas es la iglesia que se observa mas carnal en sus problemas, y Pablo les escribe para corregir sus abusos y mal uso de los dones espirituales.

Entonces ¿Qué hacemos con solo dos versículos en toda la Biblia cómo 1ª Corintios 14:2, y 28 en donde Pablo dice que el que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios? Pablo pudo utilizar ironía como método didáctico, tal como lo hizo en 1ª Corintios 4:8-10 “Ya estáis saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados.” En estas secciones de 1ª Corintios 14:2, y 28 pudo decirles “ya dejen de querer presumir su espiritualidad en público hablando supuestas lenguas de ángeles, mejor callen y en privado díganselas a Dios, si tan espirituales son.”

Según Hechos 2:8, y 11  las lenguas de Hechos eran idiomas o dialectos entendibles a las personas de esas regiones, las lenguas de 1ª Corintios 14:2, 9 Nadie las entendía, y con ellas los Corintios querían hablar con Dios.

Esto se explicaría si Pablo durante todo 1ª Corintios 14 les estuviera corrigiendo el falso don, en el que ellos oraban con Dios balbuceando queriendo adorarle (como las practicas paganas de algunas religiones griegas), pensando que hablaban lenguas angelicales (1ª Corintios 13:1), y entre tanto Pablo les habla del verdadero don (idiomas reales), del cual, el habla más que todos ellos, y que se debe practicar con dos o tres, por turno y con interprete.

Esta es una teoría y tiene merito de probabilidad pues parece encajar los datos que tenemos. Es por ello que Pablo en 1ª Corintios 12:10 Habla que el mismo Espíritu Santo reparte a algunos “diversos géneros de lenguas”, si las lenguas fueran un lenguaje angelical para hablar con Dios, ¿Por qué el pasaje dice “diversos géneros de lenguas”, esto se explicaría si las lenguas del don son verdaderos idiomas diversos humanos tal como en Hechos 2, y no lenguas angelicales. Recordemos que Pablo jamás dice que es probable hablar lenguas angelicales, como tampoco es posible poseer todo el conocimiento y toda la fe, 1ª Corintios 13:1 es una suposición, probablemente conforme a lo que los Corintios creían que hacían.

Pero si esta teoría fuera cierta, ¿Qué hacemos con los miles de creyentes que dan testimonio de hablar en lenguas espirituales orando a Dios? La respuesta es que en esos casos nosotros no podemos decirles nada, es entre ellos y Dios. Pero es muy importante recordar que nuestra autoridad no proviene de los sentimientos o las experiencias que tengamos, sino de la Palabra de Dios (2ª Pedro 1:19-21; 2ª Timoteo 3:16-17; 1ª Corintios 4:6). Al final de todo, lo cierto es que toda experiencia debe ser sometida a la Palabra de Dios, que es la Palabra profética más segura que nos alumbra.

Otra pregunta de reflexión es ¿por qué es que a quien no se le enseña este don, el Espíritu Santo no le da ese don, por ejemplo en todas las denominaciones no pentecostales, ¿cada cuando alguno de sus miembros hablan en lenguas?

1ª Corintios 14:2 es un verso importante en esta teoría:  “Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.” En este versículo existen tres frases que pueden tener distintos significados.

En el Espíritu (puede significar en o por medio de el “Espíritu de Dios”, o puede significar “en el espíritu del hombre” o en su ser interior.

Habla misterios (puede significar Misterios escondidos de Dios, o misterios porque son balbuceos que nadie entiende, o podría significar “practica las Religiones de Misterio greco-romanas, nombre dado a religiones paganas en donde solo los miembros e iniciados en la secta tenían acceso a sus conocimientos secretos, algunas de estas religiones hablaban en lenguas de balbuceo al caer en trance).

No habla a los hombres sino a Dios, puede significar a Dios, o a un dios (pagano), pues en griego no lleva articulo y puede ser traducido “a un dios”.

5 Conclusión:

Si algún creyente dice hablar en lenguas como lenguaje privado de oración entre él o ella y Dios, es algo que podemos respetar. Si un creyente, líder cristiano, o una iglesia enseñan que se requiere una segunda experiencia posterior a la salvación de hablar en lenguas, mienten. Si enseñan que las lenguas son necesarias para tener poder espiritual para vencer al pecado, mienten. Si en una iglesia hablan todos o muchos en lenguas sin interprete, erran y están en desobediencia a la Palabra de Dios. Si un líder o pastor habla en lenguas en público sin interprete, erra y desobedece sin notar que Pablo prefería cinco palabras en lengua entendible que diez mil en lengua extraña. Si un líder o iglesia enseña que si alguien no habla en lenguas no tiene al Espíritu Santo, o no es salvo, o que no puede servir en un ministerio, mienten, erran ignorando las Escrituras, y lastiman profundamente vidas de mucha gente.

En Conclusión:

  • Ninguna parte de la Biblia utiliza el lenguaje que el cristiano debe ser “bautizado en el Espíritu Santo”, pero si nos dice que el creyente es sellado con el Espíritu Santo al creer y ser salvo, y que todo creyente debe continuamente buscar “ser lleno del Espíritu Santo,” mediante buscar la presencia de Dios y renunciar al pecado.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que el creyente en Cristo ya salvo deba recibir al Espíritu  Santo (que ya había recibido al principio) por segunda vez.
  • Ninguna parte de la Biblia enseña que las lenguas son la evidencia del Bautismo en el Espíritu Santo.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que Dios ha dado el don de lenguas a todos los creyentes.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que las lenguas son el don más espiritual.
  • Ninguna parte de la Biblia dice que las lenguas es el único idioma que el Diablo no puede entender.
  • Pero la Biblia si enseña claramente que:
  • Que el creyente recibe al Espíritu Santo al momento de creer en Cristo y recibir la salvación (Efesios 1:13),
  • Que es más importante enfatizar los frutos del Espíritu Santo que sus dones (sin menospreciar los dones que son necesarios para edificar a la iglesia; De nada sirve tener todos los dones “si no tengo amor”, 1ª Corintios 13).
  • Que no a todos dará Dios el don de hablar en lenguas (1ª Corintios 12:27-30)
  • Aunque la Biblia nos advierte “que no impidamos el hablar en lenguas”, en el uso del don verdadero (1ª Corintios 14:39), Nos dice que en la iglesia solo deben hablar en lenguas cuando mucho dos o tres y por turno, y (1ª Corintios 14:27-28).
  • Que si alguien habla en lenguas siempre, siempre, siempre, debe haber un intérprete, y si no lo hay, la persona debe callarse (1ª Corintios 14:28). Y aun si hubiese un intérprete los demás deben ejercitar su juicio, examinarlo todo, y evaluar si lo que se está diciendo es de Dios o no lo es, si es cierto o no (1ª Corintios 14:29; 1ª Tesalonicenses 5:20-21; Hechos 17:11).

Muchas gracias por visitar nuestra página, por favor recomiéndenos como un recurso útil con todos sus familiares y amigos a través de facebook, email y su recomendación personal.

Dejar un Comentario

¡Sé el primero en comentar!

notificar de
wpDiscuz